Héctor José Ordoñez, El libro de los sueños.

“Los sueños vienen del mundo de los dioses a manotazos”

(del poema “Los sueños”, p. 57)

ordonez_tapa

 

La Biblioteca Ambulante “Árbol de Lilas” cuenta con varios ejemplares de El libro de los sueños, del poeta chosmalense Héctor Ordóñez, editado en 2017 y de quien Raúl Mansilla afirma en el prólogo que “es probablemente el poeta más sofisticado que ha tenido y que tendrá por mucho tiempo la provincia del Neuquén”. En la Introducción que sucede al prólogo, el propio autor ofrece una clave que habilita un posible abordaje de lectura: escuchar los textos.

El poemario reúne innumerables escritos de las más diversas temáticas, de los más diversos estilos, como diversas son las producciones oníricas y como diversos son los estilos de los sueños, “ese grado irracional, que no se va cuando nos lavamos el rostro y la palabra”, al decir de Mansilla en el prólogo. La proliferación de poemas se halla contenida sin embargo por una estructura que sólo nos es revelada en una lectura atenta, organizada en cinco partes: vigilia, sueños, reiteración del sueño, insomnio, pesadilla.

Muchos poemas llevan dedicatoria: a los amigos, a la maestra de quinto grado; otros están dedicados a poetas, de nuestra región, pero también de nuestro país y del mundo: Irma Cuña, Cortázar, Pessoa… El poeta parece sentirse parte de una “arena micrométrica de prójimos” (p. 65) a quienes “sobre su lengua día a día cava un surco nuevo la lluvia” (p. 88).

En una entrevista realizada para el periódico Río Negro, publicada previamente a la presentación del libro, que tuvo lugar a fines del mes de mayo de 2017 en la Legislatura del Neuquén, el poeta aclara: “hace mucho tiempo que escribo sin signos de puntuación”. ¿Acaso se encuentran puntuados los sueños? No se ve entonces por qué los textos de un Libro de los sueños debería estarlo, ya que es precisamente allí, durante los sueños, cuando “la mente zapatea sobre su abismo” (p. 24).

El paisaje de la cordillera del viento se inscribe implícita o explícitamente en uno y cada uno de los poemas. El poeta nació y reside actualmente en Chos Malal tras vivir en Paraguay y en Mendoza; esto nos lo informa la solapa de la coedición entre la editorial Espacio Hudson y la Legislatura del Neuquén, que constituye la primera de las entregas de una serie denominada “Poetas de Neuquén”, cuyos Director y Director Adjunto son Cristian Aliaga y Oscar Sarhan, respectivamente. “¿Huye el poeta para buscar nuevos caminos?” (p. 89). El poeta sale de su tierra natal, viaja, conoce, vislumbra el regreso, sueña, publica; “en su corazón un silencio no apaga el bullicio de la ráfaga” (p. 58).

Compartinos en las redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

No se admiten más comentarios