Bertolt Brecht, La cruzada de los niños, Ediciones El Jinete Azul, 2011.

En la coraza ametrallada de un tanque,

inconclusa quedó la palabra «alegr.. .»

Brecht

Dos años antes de que Bertolt Brecht (Augsburgo, 1898) viera con sus ojos este mundo, en el año 1896 Marcel Schowb (París, 1867) publicaba un texto que lleva por título el mismo que el del poema de que nos ocuparemos aquí, La cruzada de los niños. Comenzar un texto acerca de un autor mencionando a otro quizá resulte desconcertante. Tenemos nuestras razones.

El de la cruzada de infantes es un motivo que ha sido explorado por diversos autores en el transcurso de la historia. En la Biblioteca Pedagógica del CeDIE contamos con el volumen La cruzada de los niños, extenso poema de Bertolt Brecht ilustrado por Carme Solé Vendrell. Perteneciente a la “Colección Juan Gelman” de poesía, distribuida por el Plan Nacional de Lectura del Ministerio de Educación esta prolija edición es posible hallarla también en las bibliotecas escolares de nuestra provincia.

Por “cruzada de los niños” es conocido un puñado de acontecimientos, de cuya veracidad o no no nos ocuparemos en este espacio. Lo cierto, sin embargo, es la existencia de un conjunto de creaciones estéticas, específicamente de textos literarios, que trasuntan dichos acontecimientos de diversos modos y en distintos estilos, desde el siglo XIII hasta la actualidad. Como suele suceder con estos motivos trascendentes, quien los toma como materia prima para la creación suele resignificarlos adaptándolos a circunstancias bien concretas.

El poema de Brecht data de 1939; la acción ocurre en Polonia en los albores de la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de niños y niñas “trataban de huir de la guerra / nocturno infernal”, guiados por un perro lazarillo; el poema muestra el sufrimiento y la desesperación que experimentan mientras van “en busca de otro país, de un hogar / lejos del fuego y del tronar”.

Brecht. Siempre Brecht. Su Cruzada de los niños puede resultar un texto aprovechable en el momento de la reflexión en torno a variadas temáticas. En un contexto como el que atravesamos, signado a nivel mundial por migrancias forzadas, no nos sonarán lejanos los siguientes versos del poema: “sobre ellos, allá en las nubes / otras cruzadas veo pasar”. Asimismo, en esta época marcada además por un incremento del hambre en proporción directa a los discursos motivacionales, el poema de Brecht versificará con fuerza terrible una terrible actualidad: “Hace falta harina, no espíritu de sacrificio”.

En el epígrafe de Brecht que abre nuestro texto, una palabra queda inconclusa, borroneada en la coraza de un tanque. De esa palabra, dirá Schowb en su Cruzada que “el fin de todas las cosas santas radica en la alegría”. En momentos en que el concepto de infancias se halla en proceso de resignificación, ponderar las afectaciones alegres podría generar claves de acercamiento más humanas, menos inconclusas, no tan borroneadas.

Pablo Iglesias

20190828_092846

Compartinos en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No se admiten más comentarios