Este libro no contiene spoiler

Pablo Bernasconi, Finales, Buenos Aires, Edhasa, 2013.

Del mismo autor, nos hemos referido ya al volumen Retratos. Un año antes de publicado este último, Pablo Bernasconi publicaba Finales, un libro surgido de lo que su autor reconoce como un problema. Dice en el prólogo, titulado “El fin del Fin”: “Tengo un problema. […] Empiezo cada libro leyendo primero el final”. En todo caso, el artista está haciendo uno de sus derechos imprescriptibles de lector, (Daniel Pennac): cuando no se tiene ni el tiempo ni los medios para tomarse una semana para leer un libro, ¿por qué rehusarse el derecho de pasar allí cinco minutos? El derecho a leer un fragmento de libro, lo que Macedonio Fernández denominaba el acto de entreleer, “que es lo que más fuerte impresión labra”.

La palabra “spoiler”, muy escuchada durante este último tiempo, se refiere a aquella situación en la que se da a conocer una parte o la totalidad de la trama de una historia, con lo que se pierde la posibilidad de sorprenderse con su intriga. “Como para dejar tranquilo al lector y remover la culpa de mi conciencia”, dice Bernasconi, “los finales incluidos en esta selección no arruinarán la sorpresa”. La intención del artista es otra; busca alentar la lectura de las obras seleccionadas, en una suerte de mediador de lectura. Finales no contiene spoiler, aunque “el final ejerce una atracción gravitacional sobre el peso de nuestra propia curiosidad”.

Cincuenta y nueve finales, de cincuenta y nueve novelas, ensayos u obras de teatro. Lector consciente, Bernasconi excluyó de su selección el género cuento, porque sus últimos párrafos suelen ser determinantes para la historia; leer el último párrafo de un cuento puede ser un spoiler. No revelaremos en este espacio ninguna de las cincuenta y nueve obras seleccionadas por Bernasconi. Usuarios y usuarias de la Biblioteca Pedagógica CeDIE quedan invitados a consultar este original título del autor.

20190923_112805

Compartinos en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No se admiten más comentarios