Los cimientos de la centenaria escuela de Zapala

La historia de la Escuela Primaria Nº 3 de Zapala es la historia de una institución que pasó por muchos cambios. El primero es el de su traslado de Cabo Alarcón a esa ciudad en 1916, debido al despoblamiento del Paraje. Contar con el establecimiento por parte de la comunidad de Zapala era más que una necesidad: ese mismo año se realizó la construcción del edificio a partir de una colecta popular realizada por el vecindario, sobre el terreno donado por los señores Trannack.

Acerca de las etapas de construcción del edificio, las fuentes consultadas del establecimiento nos refieren lo siguiente:

1919:«…Comprobamos que se habían hecho algunas obras, como la construcción de un tabique para dividir en dos aulas el único salón de la escuela…» [Informes de la Inspección General del Territorio, pág. 194]

1937:«…a raíz de que el edificio se encontraba en pésimas condiciones pasó a ocupar dos dependencias en la Inspección, otras dos en la casa del director de la escuela Nº 1 y otro grupo en el edificio de la Sociedad Italiana. [Argentina. Consejo Nacional de Educación. El Monitor de la Educación Común. Año LVI, Nº 775. 1937]

1938: el Exp. Nº1228/938 dispone el desalojo y entrega del local, propiedad del señor Martín Etcheluz, donde funciona la escuela, el mismo expediente encomienda la búsqueda de otro lugar. [Argentina. Consejo Nacional de Educación. El Monitor de la Educación Común. Año LVII, Nª 782. 1938]

1938: figura entre las escuelas en el Plan de Edificación Escolar para 1938.

[Argentina. Consejo Nacional de Educación. El Monitor de la Educación Común. Año LVII, Nª 785. 1938]

1940: El Señor Ministro del Interior, Dr. Don Miguel J. Culaciati, en nota dirigida al Gobernador Enrique Pilotto solicita se deje sin efecto la instalación de los dos establecimientos que al parecer estaban resueltos, para la rivera norte del Lago Nahuel Huapí y el Paraje Correntoso, favoreciendo en cambio a este Territorio con la creación de cinco Hogares-Escuelas a ubicarse en Zapala, Loncopué, Chos Malal, Neuquén Capital y San Martín de los Andes. [Neuquén. Gobernador del Territorio Nacional. [1934-1943; Enrique Raimondo Pilotto. Nota dirigida al Ministro del Interior de la Nación, 1940.]

1942:«…En la localidad, el Consejo tiene dos terrenos de una hectárea cada uno, ubicados uno a cada lado de la vía del tren. El local que ocupa es malo, le falta amplitud y carece de la superficie de tierra necesaria para patio,  jardín y huerta. La construcción de este local es de imprescindible necesidad…» [Actas del Consejo Nacional de Educación, pág. 238.]

 1942:«…La Capital, Zapala, Junín y San Martín de los Andes, el resto del territorio permanece estacionario, sus habitantes sólo cosechan lo indispensable para mantenerse. Las viviendas no parecen hechas de adobe, sino de barro sin argamasa alguna. Son angostas, mezquinas y oscuras. Las ventanas escasas y pequeñas. El suelo sin enlosar. Suelo de tierra que no puede lavarse. Las escuelas en su casi totalidad se instalaron en este género de locales cedidos gratuitamente y, a veces alquilados…» [Actas del Consejo Nacional de Educación pág. 234]

1944: se agradece a la municipalidad la cesión de un local para el funcionamiento de un grado de la escuela Nº 3. [Argentina. Consejo Nacional de Educación. Boletín de Resoluciones Nº 105 / 132 (1944), pág. 2351]

1944: se aprueba la documentación para la licitación de la construcción del edificio. [Argentina. Consejo Nacional de Educación. Boletín de Resoluciones Nº 25. 1944]

Finalmente, en 1948 comenzó la construcción del actual edificio donde funciona la Escuela Primaria Nº 3 Teniente Aviador Luis Candelaria, tarea a cargo del Ministerio de Obras Públicas de la Nación en el Marco del Plan Quinquenal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes consultadas:

Libro Histórico de la Escuela Nº 3 de Zapala

Revista Monitor de la Educación Común

Boletín Oficial de la República Argentina

Actas de Sesión del Consejo Nacional de Educación

Fotografía:

Archivo General de la Nación

Compartinos en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No se admiten más comentarios